Para traductores y redactores: la importancia del paralelismo


Para traductores y redactores: la importancia del paralelismoLa morfología categoriza las palabras según su función (verbos, sustantivos, adjetivos, adverbios, etc.) y el paralelismo es el uso de estructuras morfológicas de la misma clase para enunciar una serie de elementos. Cuando traducimos, es importante mantener el paralelismo de las listas y oraciones, no solamente para facilitar la comprensión, claridad y lógica, sino por una cuestión puramente estética. Sin embargo, muchas veces los textos originales no observan esta regla y el traductor se encuentra en una encrucijada: ¿debe ser fiel al original y mantener la estructura poco elegante o tomar la iniciativa de mejorar el texto meta?

Cuando los traductores nos enfrentamos a originales que contienen errores evidentes, podemos sin duda corregirlos en la traducción, a menos que haya alguna razón específica para no hacerlo. Por ejemplo, si en una traducción de un escrito de apelación, el abogado que lo ha redactado habla de restituir a un menor a su país de origen, que a modo de ejemplo digamos que es Ecuador, pero en un párrafo del escrito, comete un error y escribe que se debe restituir al menor a Uruguay, el traductor, haciendo uso del sentido común, realizará una nota al pie de página aunque esté seguro de que se trata de un error. No ocurre lo mismo cuando el error es estructural, es decir cuando la decisión del traductor de realizar una modificación se refleja únicamente en la “forma” de la traducción sin afectar su significado. Este es precisamente el caso de las listas. Veamos dos ejemplos:

Problema:

The user will be able to:

  • Change the account settings;
  • Send files to other users;
  • Receive files from other users; and
  • If the user has privileges, he or she will have access to the additional functions listed in Annex A.

Solución:

En este ejemplo, el redactor utilizó tres frases que comienzan con infinitivos y una oración condicional con sujeto y predicado propios que quiebra el paralelismo de la lista, pero que además no podría nunca ser la continuación de The user will be able to. Solucionar este problema es simple: podríamos conservar los infinitivos (El usuario podrá: modificar, enviar y recibir) e invertir la última oración suprimiendo el sujeto (El usuario podrá: utilizar las funciones adicionales enumeradas en el Anexo A si cuenta con privilegios). Esta inversión de factores no modifica el significado del original y permite convertir el elemento que no cuadra en la enumeración en una estructura morfológica equivalente a las demás.

Problema:

A typical report should contain:

  • A cover page;
  • An introduction;
  • Include a table of contents if the report is long;
  • Keep your sentences short.

Solución:

Esta lista contiene dos frases nominales y dos oraciones en modo imperativo. Para mantener el paralelismo, podemos transformar los dos primeros elementos en oraciones imperativas o transformar los últimos dos elementos en frases nominales (sustantivos).

Cómo preparar un informe típico:

  • incluya una portada;
  • redacte una introducción;
  • añada un índice si el documento es largo; y
  • escriba oraciones breves.

O bien:

Un informe típico debe contener:

  • una portada;
  • una introducción;
  • un índice si el documento es largo; y
  • oraciones breves.

Pero el paralelismo de las listas no solo es importante para el traductor, sino que es primordial para el redactor. El traductor es muchas veces el primer lector del texto, algo así como un conejillo de Indias, y si se ve obligado a leer varias veces un párrafo o si debe detenerse demasiado para mejorar la traducción, es probable que el texto de partida necesite alguna modificación. Por eso, en aras de lograr coherencia y mantener la lógica, el redactor debe tomarse el tiempo de analizar cada elemento de la lista a fin de asegurarse de que acuerde con el enunciado y mantenga el paralelismo con el elemento precedente.

Un truco para escribir listas paralelas es repetir el enunciado en cada uno de los puntos de la lista. Así, diremos:

(Un informe típico debe contener) una portada.
(Un informe típico debe contener) una introducción.
(Un informe típico debe contener) un índice si el documento es largo.
(Un informe típico debe contener) oraciones breves.

De esta manera, saltaría inmediatamente a la vista que la oración imperativa no acuerda con el encabezado:

(Un informe típico debe contener) una portada.
(Un informe típico debe contener) una introducción.
(Un informe típico debe contener) añada un índice si el documento es largo.
(Un informe típico debe contener) oraciones breves.

Luego, el redactor debe comparar cada elemento de la lista para asegurarse de que todos pertenezcan a la misma categoría morfológica. Así, el redactor dirá:

Una portada.
Una introducción.
Un índice.
Oraciones breves.

O bien:

Incluya.
Redacte.
Añada.
Escriba.

De esta forma, se cerciorará de que su lista sea paralela y facilitará la lectura y la traducción.


No comments yet.

Leave a Reply






Contact Address

303, rue Duvernay,
Beloeil (Québec)
J3G 5S8
514-317-2722
1-855-423-9264 (toll free Canada and U.S.)

BLOG UPDATES


Twitter Feed